Espuma de Afeitar HYMM™


La fórmula de la Espuma de Afeitar HYMM se ha creado para proporcionar un afeitado cómodo de principio a fin. El gel se transforma en una suntuosa y abundante espuma diseñada para ayudar a que la cuchilla de afeitar se deslice fácilmente por la piel, además de ayudar a acondicionarla. La fórmula de la Espuma de Afeitar cuenta con extracto de raíz de regaliz, que ayuda a calmar la piel. Fórmula con surfactantes que suavizan el pelo de la barba y proporcionan un afeitado fácil.


  • Categoría: Cuidado personal

Precio:13.00

500


¡COMPRE AHORA!

Descripción

CARACTERISTICAS:

Un gel que genera una suntuosa espuma para ayudar a la cuchilla a deslizarse por la piel

La fórmula cuenta con extracto de raíz de regaliz que calma la piel y ayuda a evitar irritaciones

Deja tu piel con un olor fresco y limpio

BENEFICIOS:

La fórmula cuenta con extracto de raíz de regaliz que ayuda frente a la irritación de la piel

Contiene alantoína, que ayuda a calmar la piel

Contiene ingredientes botánicos conocidos por sus propiedades calmantes para la piel: extractos de aloe vera y camomila

La textura de la espuma aumenta la capacidad de deslizamiento de la cuchilla

Fórmula con surfactantes que suavizan el pelo de la barba y proporcionan un afeitado fácil

La fórmula contiene lubricantes para lograr un máximo deslizamiento de la cuchilla y un buen acondicionamiento de la piel

Dermatológicamente probado, adecuado para cualquier tipo de piel, incluida la piel sensible.

USO SUGERIDO:

Aplicar una pequeña cantidad de producto sobre la cara húmeda o mojada, cubriendo el área que se desea afeitar. Desliza la cuchilla sobre el área, logrando un afeitado perfectamente apurado.

Aféitate de forma habitual, usando la Maquinilla de Afeitar con 5 Hojas HYMM. Aclarar con agua caliente o tibia después del afeitado.

Evitar el contacto con los ojos. En caso de entrar en contacto con los ojos, aclarar inmediatamente con agua abundante.

Aplicar a continuación el Bálsamo Después del Afeitado HYMM para ayudar a calmar la piel y protegerla ante la posible irritación producida por el afeitado.